El estado de emergencia causado por el COVID-19 ha puesto a miles de hogares en situación de riesgo.

En estos tiempos difíciles queremos estar más cerca que nunca de las comunidades de nuestro entorno. Esta campaña es un llamamiento a toda nuestra red para difundir y dar soporte a los esfuerzos de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) y la Fundación Pere Tarrés.

¡Únete a nuestra campaña #NoOneLeftBehind para que esta emergencia no deje a nadie atrás!


La situación generada por la alarma sanitaria ha obligado a miles de niños y niñas en riesgo de exclusión social a vivir en unas condiciones aún más precarias de las habituales (hogares pequeños, falta de recursos digitales para seguir el curso escolar desde casa y dificultades para satisfacer las necesidades alimentarias básicas).

Por este motivo, este verano es más necesario que nunca que todos estos niños y niñas puedan disfrutar, en un entorno seguro y adaptado a la normativa sanitaria, en actividades de educación en el tiempo libre, recuperarse emocionalmente y tener las principales comidas del día garantizadas.

¿Nos ayudas a hacerlo posible?


Ante la situación de emergencia social causada por el COVID-19, los Bancos de Alimentos de todo el país están experimentando un incremento muy significativo en la demanda de hogares y familias que necesitan ayuda para comprar alimentos.

La Federación Española de Bancos de Alimentos es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1996 que lucha contra el hambre y la pobreza a través del aprovechamiento de los alimentos en perfectas condiciones de consumo: la Federación la componen 54 Bancos de Alimentos que se encargan de almacenar, clasificar y repartir los alimentos entre las entidades benéficas autorizadas.